“Cada vez se cuida menos el mensaje en la música” (He Reunido a la Banda, 14 de Mayo 2012)

Publicado en He Reunido a la Banda el 14 de Mayo de 2012

Entrevista: Nacho Serrano

“Vodevil Vargas” es el doble álbum homónimo del proyecto musical Vodevil Vargas. Será lanzado a lo largo de 2012 y marcará el debut de la nueva aventura musical del compositor y guitarrista Ricardo Moreno. Previamente a Vodevil Vargas verá la luz “Reset”, un maxi-single con 6 temas adelanto de la obra y del cual ya se ha estrenado el single “Santa Cruz”, en el quehan colaborado músicos como Andy C. ( Saratoga ), Enrik García ( Dark Moor ), Oscar Morgado (Bustamante ,  Nacho Cano ,  Malú …), el guitarrista de Flamenco-Jazz, Chema Vílchez y un largo etc.  La mezcla y masterización de Santa Cruz se ha realizado en los  estudios New Sin , Loria (Italia), bajo la supervisión de Luigi Stefanini ( Epica ,  Labyrinth …).

A nivel musical, Vodevil Vargas abarca estilos tan dispares como Rock, Música Electrónica, Pop y Flamenco. Esta fusión de estilos no responde a ningún patrón comercial establecido, sólo a la inquietud de Ricardo por dar rienda suelta a todas sus ideas y plasmarlas, según sus propias palabras, “en un lienzo en blanco”.

La trama de Vodevil Vargas está basada en una historia que no es real, pero que bien podría haberlo sido. Cuenta la historia particular de uno de tantos jóvenes que cayeron en las redes de la heroína, a mediados de los 70, y el por qué llegó a esa situación al final de sus días. La trama ocurre en EL VODEVIL, un antro regentado por el deleznable Roque Vargas. Es un drama complejo y repleto de sentimientos encontrados. Sentimientos que se reflejan en cada una de las composiciones de la obra.

En tu descripción del sonido Vodevil Vargas mencionas Rock, Música Electrónica, Pop y Flamenco. Pero parece que faltan algunas como música clásica o metal sinfónico, ¿no?

Si nos ceñimos a Santa Cruz, por supuesto que sí. Más que Metal, yo diría Rock sinfónico. Nunca es fácil definir tu propia música. Vodevil Vargas es un proyecto muy, muy ecléctico. A través de sus 17 temas convergen muchísimas influencias. En cuanto a matices, es una obra muy equilibrada si la escuchas en su totalidad. Si llevas sus temas a tus oídos de forma individual, te puede parecer que estás saltando del Rock duro al Chill Out. En su conjunto todo adquiere una coherencia absoluta. Es una producción muy estudiada y trabajada. Nada de lo que suena en Vodevil Vargas es por azar.

En esta ocasión he sido muy cauto a la hora de definir el estilo de estas composiciones. No quería que nadie se sintiera “engañado” o pensara que estoy intentando hacer pasar Vodevil Vargas por algo que no es. Por eso he tenido muy en cuenta lo que será el resultado final y global de la obra, a la hora de buscar los estilos descriptivos.

Santa Cruz tiene una carga muy alta de Rock Sinfónico pero no todos los temas siguen esa línea.

Desde el principio tuve clarísimo que Santa Cruz sería el punto de partida del proyecto. El “paso cero”. Es el ejemplo más claro de intencionalidad musical de toda la obra. Sabía que iba a ser catalogado dentro del Rock Andaluz, porque aunque tiene muchos elementos sinfónicos, la carga de Flamenco en el tema es bastante acusada. Para prevenir el dar una imagen distorsionada de Vodevil Vargas, meses antes estrené una versión demo de otra canción, Llantos del Altozano.

Llantos del Altozano es un tema muy electrónico y ambiental. Si lo escuchas y después pasas a Santa Cruz percibirás que hay un abismo sonoro entre ellos. Dentro de ese abanico puedes imaginar tantas influencias como quieras.Probablemente estarán representadas. Vodevil Vargas no nace del “intentar ver hasta dónde puedo forzar la máquina de las influencias”. Nace de la necesidad de aplicar a mis composiciones, los estilos que me han acompañado en los últimos años y que por diferentes motivos no he podido desarrollar anteriormente.

El verdadero reto de este proyecto, a nivel profesional, es crear un bloque sónico sólido, a través de los 17 temas, empleando como herramientas de trabajo un estilo de composición unificado y una producción artística concreta.

Los adjetivos que comentas se verán alterados en el futuro más inmediato, probablemente. Los temas están ya compuestos, pero la producción está en constante avance. Solo acaba cuando ya no hay vuelta atrás: cuando finaliza la mezcla. Es probable que dentro de poco elimine cualquier tipo de auto-calificativo. Teniendo en cuenta que ya hay dos temas que se pueden escuchar y que voy a comenzar con el video-blog de grabación del maxi-single #Betis41, habrá suficiente material en formato audio, como para que cada oyente emita su propia opinión sobre el proyecto.

En el surgimiento de este proyecto, ¿influye de alguna manera la poco atractiva escena de fusiones rockeras, en el sentido de dar un puñetazo en la mesa y demostrar que se pueden hacer grandes cosas con imaginación?

No creo que la escena de fusión rockera sea poco atractiva, aunque sí escasa. Estoy muy de acuerdo en que se pueden hacer grandes cosas con imaginación. Siempre he defendido la creatividad por encima de los “productos” que se generan en reuniones de marketing. En cualquier caso, el nacimiento de este proyecto no es fruto de ninguna de estas dos cuestiones.

Vodevil Vargas nace de una necesidad musical y personal de dar un paso más como compositor. A lo largo de los años siempre he estado involucrado en bandas. En todas los grupos en los que he colaborado o he montado yo mismo, he compuesto bastante material. El estilo de estas bandas estaba ya definido, y en algunos casos era muy cerrado. No había nada que me diera pie a “salirme del carril”, o a dar rienda suelta a todas esas otras ideas que me rondaban por la cabeza.

A mediados de 2008 me di cuenta de que necesitaba plasmar toda aquella recolección de influencias. Soy consciente de lo complicado que es crear una banda donde todos los músicos estén de acuerdo y a gusto fusionando estilos tan dispares. No digo que sea imposible pero pensé que lo mejor era hacerlo yo solo y que fuera un proyecto personal.

Santa Cruz suena a canción muy meditada y estudiada, pero ¿das importancia a la improvisación en el proceso creativo?

No creo que la improvisación tenga un papel decisivo en la composición, al menos no para mí. Cuando compongo, puedo tardar meses e incluso años en “finalizar” una canción. Todo es realizado adrede hasta que la estructura del tema esté acabada. Es entonces, cuando el armazón de la canción está completo, cuando comienza un proceso de continua producción, pero no creo que se deba confundir eso con improvisación.

Con Santa Cruz me fui a Italia a mezclar con Luigi Stefanini (Épica, Labyrinth, Dark Moor…) Teníamos tres días para finalizar la mezcla del single y el segundo día todavía estaba regrabando las guitarras y no porque las anteriores no hubieran quedado bien. En el avión me surgieron una serie de ideas en cuanto a matices y armonías. Si escuchas las primeras premaquetas del single y después el resultado final, te das cuenta de que hay cambios abismales. Todo ello es fruto de una labor de producción permanente. Cada canción es como un mecano, del que tienes la base y vas montando con coherencia las piezas. Cada paso que se da, aunque sea fruto de una casualidad, conlleva una seria reflexión previa.

¿Este tema puede ser un indicador de por dónde irán los tiros en el disco doble, o podemos esperar una gran variedad de matices? ¿Habrá más textos recitados en el disco, como en Santa Cruz? ¿Habrá fraseos cantados al estilo convencional?

Habrá una gran variedad de matices. Como comenté al principio, es un proyecto que consta de 17 temas y solo 3 son instrumentales. Los otros 14 son todos cantados y algunos también narrados. Santa Cruz no es exactamente un indicador musical de todo el CD. Cumple un papel fundamental: es una declaración de intencionalidad musical en toda regla.

Probablemente era el tema más inadecuado para presentar el proyecto por motivos obvios: es instrumental, tiene una estructura muy difícil y además es muy extenso. Pero me parecía idóneo precisamente por todo esto. Además marca el extremo opuesto a Llantos del Altozano. Estas dos canciones delimitan creativamente lo que se podrá encontrar en la obra.

¿Por qué el tema de la drogodependencia como telón de fondo?

Quería hablar de algo serio. Creo que cada vez se cuida menos el mensaje en la música. Siempre había tenido en mente componer un álbum conceptual. Me apetecía mucho la idea de hacer algo donde todo tuviera una conexión. No solo los temas entre sí a nivel argumental, sino también la música con la historia. En definitiva, un concepto doble. Si lees el libreto de Santa Cruz, te darás cuenta de que todo lo que ocurre musicalmente es por algo que se narra en ese momento exacto.

Soy un gran admirador de todo lo que ocurrió en los setenta: a nivel estético, a nivel de cambios de tendencias en la música, etc… En esa época hubo una lacra brutal entre la juventud de la época, la heroína. Me apetecía hablar de algo real y aquello no solo pasó, sino que desgraciadamente es un espejo de lo sigue ocurriendo hoy en día en algunos sectores de la sociedad.

Las canciones que compondrán el maxisingle, ¿en qué punto están?

Como todas las del LP, están ya compuestas y premaquetadas. El motivo de realizar las grabaciones por fases es por una sencilla cuestión. Vodevil Vargas es un proyecto autofinanciado. Por ello, la mejor manera de cuidar al máximo la calidad de lo que estás haciendo, es moverte de ese modo. El siguiente paso es la producción de un maxi-single titulado, #Betis41, que contendrá 6 temas más del doble CD final.

¿Cómo vas a editar el doble álbum? ¿Puedes contarnos algo acerca del arte de carátula, libreto, etc…?

Es muy pronto para hablar de la edición del doble álbum y sus detalles. Puedo adelantar que me gustaría editarlo en formato Digibook y por supuesto en formato digital. Ni tan siquiera puedo contaros algo acerca de la carátula del maxi-single porque son varias las ideas que estoy barajando, aunque siguiendo con todo el halo conceptual que rodea el proyecto. El arte final estará ligado directamente a una canción, a una situación dentro de la misma historia…

La edición de #Betis41 se realizará como mínimo en formato digital. Aunque me gustaría editarlo físicamente, va a depender del interés por parte del público, al igual que los directos. Hasta ahora el feedback con el oyente está siendo excelente. He superado las expectativas que tenía. Si la curva sigue ascendiendo pienso que sí podré llegar sin problemas a todos esos objetivos. Pero de momento hay que ir con calma, intentando dar lo mejor de mí mismo, y el tiempo lo dirá.

Y hablando de edición, como gran romántico que soy, si aparece la posibilidad de editar el maxi, el doble CD o ambos, en vinilo, no dejaré pasar esa oportunidad.

¿Podrías mencionar alguna obra musical clásica del rock y el flamenco que pueda orientar al lector en cuanto a hacia dónde quieres dirigirte?

Te puedo hablar de clásicos que para mí son imprescindibles, a nivel de oyente. No tengo ninguna referencia concreta en el punto de mira. Lo que tengo son infinidad de influencias. No existe el objetivo de parecerme a ningún artista o banda en concreto. Aunque obviamente, a día de hoy es casi imposible no sonar al alguien.

Aun así, si me preguntas cuales son mis clásicos preferidos del Rock y del Flamenco, te podría decir que A Night At The Opera, de Queen y Rock Encounter, de Sabicas y Joe Beck, respectivamente. Rock Encounter no es ni mucho menos Flamenco puro, pero creo que el Rock Andaluz le debe mucho a Sabicas y a su forma de entender la música.

¿Podemos poner una fecha aproximada de publicación? ¿Estás gestionando ya las presentaciones en directo?

Para la publicación del maxi-single no hay una fecha exacta. Me gustaría que, si todo va bien y el calendario de trabajo de cada uno de los músicos lo permite, #Betis41 saliera a la luz a mediados de Septiembre. Una vez publicado el maxi, la idea es comenzar a presentar sus temas en directo a la vez que trabajo en paralelo para la edición del doble CD final.

En cuanto al proceso de producción de #Betis41, puedo adelantar que habrá mucho movimiento. Habrá muchas cosas paralelas a la producción del maxi que todavía no puedo desvelar. Me gustaría invitaros a todos a visitar periódicamente http://www.vodevilvargas.com. Al igual que con Santa Cruz, se realizará un video-blog sobre todo el proceso de producción y estaréis al día de todas esas novedades.

El logo del grupo me ha dado un aire al de Tío Pepe, jeje.

Su nombre es Duende V. El logo representa la magia, el misterio y el embrujo de la noche en los rincones andaluces. En definitiva, “el duende”. Algo intangible, casi irreal, un halo como la silueta de un fantasma. Y un fantasma andaluz tiene que llevar un sombrero andaluz!

No obstante, Duende V tiene un sentido y un origen real. Data de principios de los 80. Estoy preparando un post especial en http://www.vodevilvargas.com para explicar sus raices, ya que ha generado bastante curiosidad entre los seguidores habituales del proyecto. Estoy seguro de que resultará muy curioso e inesperado.

¿Cuáles han sido las etapas, discos, colaboraciones, que han marcado tu trayectoria profesional?

Me considero un corredor de fondo de la música. No creo que haya ningún hito en concreto que haya marcado mi carrera “de cara a la galería”. Lo mío ha sido un continuo aprendizaje. Sí puedo decir que todo lo relacionado con Vodevil Vargas, me está marcando mucho y de forma muy positiva.

También me marcó mucho el Nullyfing Europe Tour 2009, que realicé a la guitarra con Avulsed. Viajamos por Alemania, Eslovaquia, Eslovenia, Croacia, Austria… Tras casi 20 años en esto, si me quedaba alguna duda de que lo mío era el directo y la carretera, ahí se disipó por completo.